El Palmeral de Elche, un paisaje heredado de Al-Andalus

El agua nos guía en este viaje a través del tiempo para descubrir la esencia del oasis, su origen y evolución. Nuestra aventura comienza en el Puente del Bimilenari, el punto donde acaba del desierto y comienza el oasis.



La Acequia Mayor, nos acompaña desde el límite norte del Palmeral Histórico, hasta la ciudad medieval, la Vila Murada, en nuestro paseo conoceremos el funcionamiento del sistema de riego, los fundamentos de la agricultura de oasis, la transformación de los huertos en jardines y el nacimiento de la industria.



La Acequia Mayor, arquitectura hidráulica partidores y molinos

El sistema tradicional de riego del Palmeral, está diseñado para condiciones de severa escasez. La Acequia Mayor es la columna vertebral del sistema de riego de origen andalusí, eje vertebrador del territorio y motor del desarrollo agrícola y económico del Oasis de Elche.



Desde su nacimiento la acequia recorre varios kilómetros antes de llegar al Palmeral Urbano, su diseño responde a la necesidad de delimitar el espacio irrigado conocido como la Huerta Mayor o Palmeral; un sistema de partidores deriva el agua a canales secundarios para regar el oasis de Elche.

Los Partidores, son los elementos arquitectónicos más notables y peculiares del sistema hidráulico de la acequia mayor, construcciones de piedra y madera se encuentran en la cabecera de los diferentes brazales de la acequia.



Los molinos harineros de origen medieval, se concentraban sobre el cajero de la acequia para aprovechar la fuerza motriz del agua. Desde el puente del Bimilenari podemos divisar las imponentes ruinas del molino de la Rambla sobre la escapada ladera del río.



A finales del siglo XIX y principios del XX sobre los antiguos molinos se instalaron las primeras fabricas textiles. Las chimeneas son testigos mudos de la revolución industrial y de cómo el agua de la acequia milenaria suministro energía a la incipiente industria que marco el declive del Palmeral.



La Fabrica de Ferrandez, es la fábrica de calzado más antigua que se conserva en funcionamiento, un ejemplo de arqueología industrial. La acequia mayor atraviesa el solar, donde antes estuvo el Molino de las dos Muelas, en el siglo XIX se instalo una fábrica textil, que a principios del siglo XX, se transformo en una fábrica de calzado, siguiendo el modelo de los complejos industriales catalanes.



Los huertos y su transformación en jardines

Las alineaciones de palmeras datileras crean una pantalla vegetal que reduce la evaporación del agua aminorando el efecto de la insolación y del viento permitiendo el cultivo de especies asociadas (alfalfa, frutales y hortalizas). La regularidad del diseño de los huertos facilita la distribución de agua. Gracias a este sistema fue posible el desarrollo de la agricultura de regadío en Elche. Antes de entrar en la ciudad medieval la acequia atraviesa el Parque Municipal un jardín, que ocupa una superficie de 6ha y grupa los antiguos huertos de Colomer, Real, Mare de Déu y de Baix. En el Parque, encontramos elementos arquitectónicos singulares como el Molino Real un molino harinero del siglo XVIII y el pabellón principal de la exposición de artesanía e industria de 1946. destaca su diseño de inspiración arabizante.





La Vila Murada

Los árabes fundan la Villa Murada en época del Califato. La acequia atraviesa el castillo por la cara norte y sale por el portal sur para suministrar agua a la ciudad y los baños árabes.



En el recinto de la antigua ciudad aún se conservan construcciones de época almohade, la torre de la Calahorra, el Alcázar de la Señoría y restos de muralla que nos dan una idea del entramado defensivo de la Vila Murada.

Terminamos nuestro paseo en el Huerto del Cura, ejemplo de transformación de un huerto tradicional en Jardín Artístico Nacional.